Hay paisajes en los que te gustaría quedarte para siempre.

Congelar el momento, tanto como si las cosas son fáciles como si lo son difíciles, quedarte en ese punto exacto sin pedir nada más de la vida. Sin querer saber del futuro, congelar la vida en el mejor momento…

No llevarnos decepciones, no volver a tropezar con la misma piedra varias veces, no caer y no obligadamente levantarse, no tener que decir adios a nadie…

No volver a la difícil realidad de la vida.

Congelar el momento, por no saber si podremos con lo que viene, si seremos capaces de salir adelante y vernos bien, congelar la vida en el mejor momento, por que después de las dificultades del presente el pásado siempre parece mejor y más lejano. No podremos volver nunca a el, y deberemos vivir con ello a la espalda.

Por supuesto que la vida es bella, pero ¿podemos vivir con el anhelo de nuestra vida pasada?

Ojala lo pudiesemos congelar, maldito y valioso tiempo.

Distancia focal: 40mm

ISO: 100

1/200 seg. en f/7,1

18 de Abril del 2014

Isla de Tabarca (Alicante)

Anuncios